Regresar a canciones
BENDECIDA II

EN TU AUSENCIA LAS PAREDES
SE PINTARÁN DE TRISTEZA,
Y ENJAULARÉ MI CORAZÓN
ENTRE TUS HUESOS.

Y EN TU AUSENCIA LAS PAREDES
SE PINTARÁN DE TRISTEZA,
Y ENJAULARÉ MI CORAZÓN
ENTRE TUS HUESOS.